17 sencillas formas de perder peso

Anuncios

Perder peso esta relacionado con cambiar la forma en la que comemos, pero eso no significa que siempre estemos con hambre o que tengamos que restringir de forma trágica nuestras calorías. De hecho, más que contar calorías, lo importante es cambiar nuestros hábitos y encontrar pequeños trucos que podamos añadir en nuestro día a día para hacer del proceso algo más sencillo y divertido. Aquí encontrarás 17 consejos para lograrlo pero no es necesario que los uses todos. Escoge 3 o 5 que te gusten y te parezcan realistas e incorpóralos lentamente en tu rutina. Te ayudarán a perder peso, a ver tu progreso en perspectiva y a no subir los kilos otra vez.

Anuncios

1.    No intentes ignorar tus antojos, simplemente busca una manera de satisfacerlos de forma más saludable y pregúntate de dónde provienen estos deseos de comer. ¿Será que sientes deseos de comer algo salado porque te falta potasio? ¿Tendrás ganas de comer dulces porque te falta consumir más carbohidratos complejos como arroz integral o vegetales?

2. Recuerda que la salud va mucho más allá de la apariencia física o de lo delgada que te veas. Pésate una vez por semana. Si puedes, intenta pesarte sólo cuando vayas al doctor y no te preocupes con tu imagen frente al espejo

3. Dile que no a comer en el sillón. En general cuando comemos frente a la televisión comemos de más y lo peor es que comemos sin deleitarse mucho, debido a que estamos pendientes de otra cosa. Reposa en el sillón, pero es mejor comer en la cocina o en tu comedor, ojalá en un ambiente calmado y relajado

4. Si te gusta mucho el café, escoge tomarlo sin crema o azúcar. Prefiere endulzantes naturales, leche descremada e incluso leches vegetales.

5. Dile adiós a las dietas. Si vas a contar calorías, que no sea de forma monstruosa ni obsesiva. En vez de eso, concéntrate en escuchar a tu cuerpo y en alimentarte con comida lo menos procesada posible

6. Piensa en el proceso llevado a cabo para cada alimento antes de llegar a tu mesa para escoger qué comer y qué no: ese jugo artificial y azucarado de naranja está lejos de ser natural, en cambio, si compras naranjas en la tienda y las exprimes tú mismo estarás bebiendo un jugo lleno de vitaminas y antioxidantes

7. Cambia la forma en la que hablas. En vez de decir que quieres o deseas lograrlo, di que lo harás y que lo lograrás. Cuando hablas de esta forma se siente como si tus metas fueran algo más concreto

8. Si ir al gimnasio es difícil para ti, lleva tu ropa de ejercicio al trabajo y cámbiate apenas termines tu día laboral. De esta forma sentirás menos tentación a la hora de faltar

9. Aunque una técnica mucho más efectiva es buscar un ejercicio que ames, como correr, caminar por paisajes increíbles o hacer yoga. De esa forma se podrá transformar en tu pasatiempo y en parte de tu vida cotidiana

10. Háblate de forma positiva. Tu cuerpo es tu cuerpo, es único, puede hacer cosas increíbles y aunque perder peso puede ser bueno, no tienes que llegar a una cierta talla sólo para sentirte bien. No olvides esto

11. Asegúrate de que te estás hidratando como corresponde. Muchas veces cuando sentimos hambre, realmente lo que sentimos es sed. No quiero decir que dejes de comer, por lo contrario, pero intenta determinar la cantidad de agua que tu cuerpo necesita cada día (no todos necesitamos 2 litros exactamente) y preocúpate de beber agua constantemente

12. Si odias ejercitar, únete a un grupo de ejercicio. Si tus amigos practican algún deporte, únete a ellos. Si conviertes tus sesiones de ejercicio en algo más social será mucho más sencillo. En vez de verlo como una obligación lo verás cómo un momento para compartir o conocer gente nueva

13. Si te das cuenta de que comes sólo por aburrimiento, busca otra actividad, como pintar, meditar, caminar o cualquier actividad que te haga relajarte y distraerte

14. Si sabes que hay un alimento que simplemente no puedes resistir, evita comprarlo o compra sólo un paquete pequeño. Mi perdición son las papas fritas, por lo que prefiero comprar pequeñas porciones a comprar la bolsa grande, sé que no podré resistirme a ella

15. Intenta dejar el azúcar lentamente. Comienza limitando tu consumo de golosinas de forma realista. Si consumes golosinas 3 o más veces al día, disminúyelo a 1 o 2 veces al día durante una semana. La semana siguiente reduce a una vez al día. La semana siguiente reduce a día por medio. Hazlo de forma lenta hasta que estés consumiendo productos azucarados sólo una vez por semana

16. Olvídate de los elevadores y prefiere las escaleras. No importa si subes rápido o lento, no importa si es un piso o 3 o 7, lo importante es formar el hábito

17. Intenta beber menos gaseosas y menos alcohol. Aunque puede que no te agrade mucho la idea, la verdad es que estos líquidos pueden tener el efecto contrario al que deseas, deshidratando tu cuerpo y haciéndote sentir con menos energía

 Si te gusto el articulo compártelo en las redes sociales

Estas informaciones nunca deben sustituir las indicaciones de un médico, si tienes dudas consulta tu médico.

Este post  fue gracias a: http://www.upsocl.com/

Loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *