Colesterol Alto. Síntomas y soluciones.

Anuncios

El colesterol es una grasa que nuestro organismo necesita para hacer sus funciones adecuadamente. Sin embargo, cuando su nivel en la sangre excede de lo normal, se convierte junto con la diabetes y el sobre peso en uno de los principales problemas de salud de esta generación. A continuacion te mencionamos cuales son los síntomas de esta condición y que puedes hacer para controlarla.

Las principales causas de que el nivel de colesterol malo aumente en la sangre son: la mala alimentación, con el abuso de alimentos procesados, carnes rojas, comida chatarra, la vida sedentaria, el sobrepeso, el estrés y la propia herencia genética. Sin embargo, si llevas un estilo de vida activo y saludable, así como mantenerte en tu peso normal puedes mantener el colesterol a raya.

Los síntomas que presentamos al padecer de niveles alto de colesterol malo son:

– Dolor de cabeza, mareos y visión borrosa.

– Hinchazón y entumecimiento de las extremidades.

– Dolor en el pecho.

– Eructos, gases, boca seca y mal aliento.

– Sudores fríos, sensación de pesadez y somnolencia.

Puedes notar que son síntomas muy generales que pueden estar siendo provocados por otras causas, por lo que es muy necesario atender a nuestros hábitos para determinar con mayor exactitud si podemos o no sufrir de colesterol alto: ¿Como alimentos saludables? ¿Hago ejercicios?. Si tienes alguna duda, hazte un análisis de sangre y prevén a tiempo el problema.

Anuncios

Si eres diagnosticado con alto nivel de colesterol en la sangre puedes tomar estas iniciativas para disminuirlo:

Además de cambiar tus hábitos e incorporar alimentos saludables a tu dieta, puedes ayudarte de remedios como los zumos naturales para bajar el colesterol, tomar agua de avena o limpiar las arterias con granada.

Alimentos que disminuyen el colesterol

Las frutas y verduras frescas, las legumbres (judías, frijoles, lentejas…), los cereales integrales, las zanahorias crudas, el pescado azul (rico en omega 3), las carnes magras orgánicas (sin hormonas), así como el aceite de oliva, las nueces o las almendras.

Cambia tus hábitos

– Reduce el consumo de sal al mínimo posible.

– Evita freir los alimentos. Opta por otros métodos de cocinar más saludables, como el horno o la cocción al vapor.

– Haz ejercicio diariamente. Acciones como subir las escaleras en vez de subir en ascensor o pasear unos kilómetros cada día puede traer grandes beneficios a tu salud.

– Bebe mucha agua y evita el alcohol y el tabaco.

 

Si te gusto este articulo recuerda compartirlo.

Anuncios

Fuente: los amigos de soluciones-caseras.com

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *