Consejos para cuidar la salud de tus pies

Los pies son una parte muy importante de nuestro cuerpo, que a menudo descuidamos. Sin embargo, requieren unos cuidados específicos, no solo para que luzcan bonitos, sino también para mantenerlos sanos.

Anuncios

Al soportar todo el peso de nuestro cuerpo, los pies padecen mucho desgaste, por lo que están expuestos a lesiones e infecciones.

Los Pies También Necesitan Cuidados

Cuidar nuestro cuerpo es importante, no solo para lucir bien, sino para mantenerlo fuerte y saludable. Cada vez más la gente se ha ido concienciando, e incluso los hombres cuidan mucho más su piel y su cuerpo de lo que lo hacían antaño.

Sin embargo, a menudo olvidamos cuidar una parte fundamental de nuestro cuerpo: los pies. Parece que al ser una parte que suele estar cubierta, no merece los mismos cuidados que otras zonas de nuestro cuerpo. Pero lo cierto es que sí necesitan ser mimados, ya que desempeñan un papel muy importante: soportar todo el peso de nuestro cuerpo.

Cuidar tus pies correctamente te ayudará a combatir y prevenir dolores, infecciones y otros problemas, además del mal olor. Por otra parte, gracias a esta serie de cuidados, también conseguirás que tus pies luzcan más suaves, limpios y bonitos.

No hace falta acudir a un podólogo o a un centro de pedicura para poder cuidar tus pies correctamente. Siguiendo estos sencillos consejos conseguirás mantenerlos limpios y sanos, para evitar problemas tanto a corto como a largo plazo.

  1. Lávalos Regularmente

Los pies son una parte del cuerpo que suele sudar más que otras. Lavarlos con regularidad te ayudará a mantenerlos limpios para evitar malos olores e infecciones. Lávalos dos veces al día, al levantarte y al acostarte, con un jabón suave o antiséptico.

No uses agua demasiado caliente, ya que podría eliminar los aceites naturales de la piel; por eso es mejor usar agua tibia. Finalmente, sécalos a conciencia, para evitar que se puedan formar hongos, sobre todo entre los dedos.

  1. Exfólialos

La piel de los pies es más gruesa y diariamente sufre agresiones al caminar o incluso a causa del roce de los zapatos, lo que provoca que se acumule una gran cantidad de piel muerta. Es por eso que es esencial eliminar esa piel muerta, para evitar que se formen callos y durezas.

Con una lima de pies o una piedra pómez, elimina todas esas células muertas, al menos, dos veces por semana. Antes de hacerlo es recomendable reblandecer la zona, remojando los pies en agua tibia durante 10 minutos.

Finalmente, después de exfoliar tus pies, enjuágate con agua fría y sécate bien. Puedes aplicar al final una crema hidratante para dejarlos todavía más suaves e hidratados.

  1. Mantenlos Hidratados

Con todas las agresiones externas que sufren, los pies suelen volverse secos y agrietados. Para evitarlo, aplícate crema hidratante dos veces al día, después de lavarte los pies, sobre todo por la noche

Puedes aplicarla dándote un masaje, haciendo movimientos circulares a lo largo de toda la planta del pie. Sin embargo, procura no aplicar demasiada crema entre los dedos, ya que si esa zona se queda húmeda podría propiciar la aparición de bacterias u hongos.

En lugar de crema hidratante, también puedes utilizar aceites esenciales calientes, aceite de oliva o de coco e incluso manteca de cacao.

Anuncios

  1. Cuida sus Uñas

Las uñas de los pies también necesitan un cuidado específico. No hace falta una pedicura profesional, tan solo necesitarás cortarlas y limarlas cada dos semanas aproximadamente. Para cortar las uñas de tus pies correctamente, no uses tijeras sino un cortauñas. Intenta no cortarlas demasiado cortas o podrían dolerte al caminar.

También es importante limar luego las esquinas para que no queden ángulos demasiado marcados, ya que podrías desarrollar uñas encarnadas, que pueden llegar a ser muy dolorosas.

Finalmente, también puedes empujar suavemente las cutículas con un bastoncillo, y aplicar aceite para hidratarlas.

Es importante no cortarlas, solo empujarlas y muy suavemente, o podrías hacerte daño e incluso desarrollar una infección. Finalmente, también puedes tirar suavemente de los dedos hacia delante y hacia atrás para estirarlos y

  1. Masajéalos

Como te comentaba, los pies sufren mucho diariamente, ya que tienen que soportar todo nuestro peso durante muchas horas.

Es por eso que masajearlos diariamente te ayudará a aliviar dolores y mantenerlos sanos y fuertes.

Solamente con hacer un masaje de 5 minutos al final del día bastará. Puedes usar aceite de oliva o de coco caliente para hacerlo.

Utiliza tus pulgares para ir presionando la planta de los pies, con movimientos circulares. No te olvidesde masajear el empeine y los tobillos, también forman parte de tu pie.

Masajear tus pies diariamente te otorgará muchos beneficios, tales como:

Mejorar la circulación sanguínea en los pies y las piernas.
Relajar los pies después de un largo día.
Aliviar el dolor y la inflamación del pie.
Reducir molestias asociadas con la sensación de ardor de pies.
Promover un sueño profundo.
Conseguir unos tobillos más fuertes y flexibles.
Dolor-pies

  1. Usa un Calzado Adecuado

El calzado debe servir para proteger nuestros pies de las agresiones externas, y para que caminar sea lo más cómo posible. Es por eso que debemos elegir un calzado adecuado, que cumpla las siguientes características:

Los zapatos deben ajustarse bien al pie, no dejándolo demasiado apretado ni demasiado holgado.

Los zapatos no deben ser demasiado estrechos en la punta, o podrían provocar rozaduras y ampollas.

Los materiales del zapato deben ser flexibles y transpirables. Además, la suela también debe ser flexible para caminar correctamente.

Evita los zapatos demasiado planos o con tacón demasiado alto. La altura adecuada del tacón del zapato debería oscilar entre 2 y 4 cm. Además, el tacón no debe ser fino, sino ocupar toda la base del talón.

Los zapatos deben sujetarse bien al pie. Evita las chanclas o sandalias que no se aten al tobillo.

Elige zapatos que se adapten a cada situación. Recuerda que existen zapatos específicos, por ejemplo, para hacer deporte, para ir a la montaña o para estar muchas horas de pie.

Ya has podido ver que no es difícil conseguir que tus pies estén sanos, limpios y cuidados. Tan solo debes dedicarles un poquito de tu tiempo para que reciban los mimos que se merecen.

Al fin y al cabo, son los que nos sujetan día tras día.

Si te gusto el post compártelo en las redes sociales

Estas indicaciones nunca deben sustituir las indicaciones de un medico si tienes dudas consulta tu medico.

Este post fue gracias http://www.itg-salud.com/articulo.php?id=135671

Anuncios

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *