El testimonio de 12 farsas más grandes del mundo sobre reducir de peso.

Permanecen muchas informaciones poco creibles en internet respecto de la pérdida de peso. La mayoría, son métodos no probados o literalmente desmentidos.

Anuncios

12 Testimonios tradiciones más grandes que circulan por la web sobre bajar de peso:

  1. Todas las calorías son iguales.

La caloría, es una unidad de energía. Todas las calorías tienen el mismo componente energético; sin embargo, esto no significa que todas las fuentes de calorías tengan el mismo efecto en tu peso.

Diferentes alimentos pasan por diferentes vías metabólicas y pueden tener consecuencias muy diversas sobre el hambre y las hormonas que regulan el peso corporal.

Por ejemplo, una caloría de proteína no es lo mismo que una caloría de grasa o una caloría de carbohidratos.

Sustituir carbohidratos y grasa por proteína puede aumentar el metabolismo, reducir el apetito y los antojos, mientras que optimiza la función de algunas hormonas reguladoras del peso.

Además, las calorías de los alimentos enteros (como fruta) tienden a ser mucho más “llenadoras” que las calorías de los alimentos refinados (como los dulces).

Conclusión: No todas las fuentes de calorías tienen los mismos efectos sobre la salud y el peso. Por ejemplo, la que proviene de proteína puede aumentar el metabolismo, reducir el apetito y mejorar la función de las hormonas reguladoras del peso.

  1. La pérdida de peso es un proceso linea

Bajar de peso por lo general no es un proceso lineal, como algunas personas piensan. Algunos días puedes perder, mientras que otros puedes ganar un poco de peso.

Esto no es un motivo de preocupación. Es normal que el peso corporal a fluctúe hacia arriba y abajo unas cuantas libras.

Por ejemplo, puedes tener más comida acumulada en tu sistema digestivo o tu cuerpo puede estar reteniendo más agua de lo habitual.

Esto es aún más pronunciado en las mujeres, ya que el peso del agua puede fluctuar bastante durante el ciclo menstrual.

Mientras la tendencia general vaya en declive, no importa lo mucho que fluctúe, ya que tendrás éxito en el largo plazo.

Conclusión: Bajar de peso puede tomar mucho tiempo. El proceso generalmente no es lineal, ya que el peso tiende a fluctuar levemente hacia arriba y hacia abajo.

  1. Los suplementos pueden ayudarte a perder peso

La industria de los suplementos de pérdida de peso es enorme. Hay de todo tipo; algunos dicen tener efectos dramáticos, pero nunca son muy eficaces cuando se estudian.

La razón principal por la que pueden funcionar para algunos es el efecto placebo. Las personas que caen en la comercialización y quieren que los suplementos las ayuden a bajar de peso, se vuelven más conscientes de lo que comen.

Dicho esto, hay algunos suplementos que pueden tener un efecto modesto sobre la pérdida de peso. Los mejores pueden ayudarte a perder unas cuantas libras durante varios meses.

Conclusión: La mayoría de los suplementos para la pérdida de peso son completamente inútiles. Los mejores pueden ayudarte a perder un par de libras, a lo sumo.

  1. La obesidad se trata de fuerza de voluntad, no de biología.

Es completamente falso que el aumento de peso o pérdida de éste sólo se trate de la fuerza de voluntad. La obesidad es un trastorno muy complejo con decenas, si no cientos de factores que contribuyen.

Existen numerosas variables genéticas relacionadas a la obesidad, y diversas condiciones médicas (hipotiroidismo, síndrome de ovario poliquístico, depresión) que pueden aumentar el riesgo de ganar peso.

El cuerpo también tiene numerosas hormonas y vías biológicas que se encargan de regular el peso corporal. Estas tienden a funcionar incorrectamente en las personas con obesidad, lo que hace que para ellas sea mucho más difícil perder peso y no recuperarlo.

Ser resistente a la hormona leptina es otra causa importante de sufrir obesidad. La señal de la leptina se supone que debe informar a tu cerebro que se ha almacenado suficiente grasa. Cuando la leptina no envía su señal, el cerebro piensa que estás muriendo de hambre.

Tratar de ejercer la “fuerza de voluntad” y conscientemente comer menos si existen problemas con la leptina es extremadamente difícil, si no imposible para muchas personas.

Actualmente, hay incluso bebés que se están volviendo obesos. ¿Cómo alguien puede culparlos de irresponsabilidad o de falta de fuerza de voluntad? Es muy claro que hay factores biológicos que juegan un rol importante.

Comer es impulsado por la conducta y el comportamiento es impulsado por la fisiología y la bioquímica. Eso es un hecho innegable. Por supuesto, esto no significa que la gente deba simplemente rendirse y aceptar su destino genético. Bajar de peso es todavía posible, es simplemente mucho, mucho más difícil para algunas personas.

Conclusión: La obesidad es un trastorno muy complejo. Hay muchos factores genéticos, biológicos y ambientales que pueden tener un efecto importante sobre el peso corporal. No se trata sólo de la fuerza de voluntad.

  1. “Come menos, muévete mas” es un concejo

La grasa corporal es simplemente energía almacenada (calorías).

Para perder grasa, más calorías necesitan dejar tus células y no entrar en ellas. En otras palabras, si las calorías que salen superan las calorías que ingresan, la pérdida de grasa se produce. Eso es un hecho.

Sin embargo, la mayoría de las personas que siguen este consejo terminan ganando peso de nuevo, y hay razones fisiológicas y bioquímicas de que esto suceda. Decirle a alguien con obesidad “come menos, muévete más” es como decirle a alguien con depresión que debe animarse, o a alguien con alcoholismo que simplemente debe beber menos. Es ridículo e ineficaz.

Conclusión: Decirle a la gente con problemas de peso que debe comer menos y moverse más es un consejo ineficaz. Rara vez funciona en el largo plazo.

  1. Los carbohidratos te hacen engordar

Las dietas bajas en carbohidratos pueden ayudarte a perder peso. Esto es un hecho científico. En muchos casos, esto ocurre incluso sin la restricción de calorías consciente. Siempre y cuando los carbohidratos se mantengan bajos y la ingesta de proteínas sea alta, perderás peso.

Sin embargo, esto no significa que los carbohidratos por sí mismos causen el aumento de peso. La epidemia de la obesidad comenzó alrededor de 1980, pero los seres humanos han estado comiendo carbohidratos durante un tiempo mucho más largo.

Anuncios

La verdad es que los carbohidratos refinados (como los cereales y la azúcar refinada) están definitivamente ligados al aumento de peso, pero los alimentos integrales que son altos en carbohidratos son muy saludables.

Conclusión: Las dietas bajas en carbohidratos son muy eficaces para la pérdida de peso. Sin embargo, los carbohidratos no son la mayor causa de obesidad. Los alimentos integrales o carbohidratos de único ingrediente (como arroz o papas) son increíblemente saludables.

  1. La grasa te engorda.

La grasa corporal es grasa acumulada, por lo tanto, consumir más grasa nos hace almacenar más de lo mismo. Parece lógico. Sin embargo, resulta que las cosas no son tan simples. No hay nada tan malo en la grasa, excepto que a menudo se encuentra en los alimentos chatarra ricos en calorías.

Mientras las calorías estén dentro del rango, la grasa no engorda. Además, se ha demostrado que las dietas con alto contenido de grasa (pero bajas en carbohidratos) causan la pérdida de peso según numerosos estudios.

Como con tantas cosas en la nutrición, esto depende totalmente del contexto. Consumir una gran cantidad de grasa, junto con una alta cantidad de carbohidratos, calorías, o comida chatarra, sin duda te hará engordar. Pero no es sólo la grasa por sí misma.

Conclusión: se ha culpado a la grasa por la epidemia de obesidad, pero no hay nada en la grasa que inherentemente engorde. Depende por completo del contexto.

  1. Tomar desayuno es necesario para bajar de peso.

Los estudios demuestran que quienes no desayunan tienden a pesar más que los que sí lo consumen. Sin embargo, esto es probablemente porque las personas que desayunan tienen, en general, más hábitos de vida saludables.

También es un mito que el desayuno aumente el metabolismo, o que comer varias comidas pequeñas, te hace quemar más calorías durante el día. Come cuando tengas hambre, y detente cuando estés lleno. Toma desayuno si quieres, pero no esperes que tenga un efecto importante en tu peso.

Conclusión: Es cierto que quienes no desayunan tienden a pesar más que quienes sí lo hacen, pero los ensayos controlados demuestran que tomar o saltarte el desayuno no importa para la pérdida de peso.

  1. La comida rápida siempre engorda

No toda la comida rápida es mala. Debido al aumento de la conciencia de la salud en el mundo, muchas cadenas de comida rápida han comenzado a ofrecer opciones más saludables. Hay incluso cadenas enteras que se han hecho populares por centrarse exclusivamente en servir alimentos saludables (como Chipotle).

Es posible conseguir algo relativamente saludable en la mayoría de los restaurantes. Por ejemplo, un filete o una hamburguesa sin pan con una papa al horno. Incluso los restaurantes más baratos de comida rápida a menudo ofrecen algo más sano (o al menos, menos malo) que sus principales ofertas, como una ensalada de pollo.

Estos alimentos pueden no satisfacer las demandas de los consumidores de comida orgánica, pero estas opciones siguen siendo una mejor decisión si no tienes el tiempo ni la energía para cocinar una comida saludable.

Conclusión: La comida rápida no tiene por qué ser perjudicial o engordar. La mayoría de las cadenas de comida rápida ofrecen algunas alternativas más saludables comparadas a sus principales ofertas.

  1. Las dietas para perder peso funcionan.

La industria de la pérdida de peso quiere que creas que las dietas funcionan. Sin embargo, los estudios demuestran que las dietas casi nunca funcionan a largo plazo. Un 85% de las personas terminan ganando el peso de nuevo dentro de un año.

Además, los estudios muestran que la gente que sigue una dieta en realidad son los más propensos a ganar peso en el futuro. De hecho, la dieta es un predictor consistente de un futuro aumento de peso – no así de la pérdida.

La verdad es que es probablemente no debas pensar en la pérdida de peso con una mentalidad de dieta. En su lugar, conviértelo en un objetivo para cambiar tu estilo de vida y transformarte en una persona más saludable, más feliz y más en forma.

Si te las arreglas para aumentar tus niveles de actividad, comer más sano y dormir mejor, entonces bajarás de peso como un efecto secundario natural. El seguir una dieta y morirse de hambre, probablemente no funcionará en el largo plazo.

Conclusión:

A pesar de lo que la industria de pérdida de peso quiere hacernos creer, seguir una dieta por lo general no funciona en el largo plazo. La mayoría de las personas aumentan de peso.

  1. Las personas con obesidad estan enfermas, las personas delgadas son saludables.

Es cierto que la obesidad está asociada con un mayor riesgo de varias enfermedades crónicas. Esto incluye la diabetes tipo 2, enfermedades del corazón, aumento del riesgo de algunos tipos de cáncer, y otros. Sin embargo, todavía hay un montón de personas con obesidad que son metabólicamente sanas, y un montón de personas delgadas que tienen estas mismas enfermedades crónicas.

Parece importar el lugar en el que se acumula la grasa. Si tienes una gran cantidad de grasa en la zona abdominal, alrededor de los órganos, entonces este tipo de grasa está mucho más fuertemente asociada a la enfermedad metabólica. Mientras que la grasa que se acumula debajo de la piel, la grasa subcutánea, es más bien un problema cosmético.

Conclusión: La obesidad está vinculada a varias enfermedades crónicas, como la diabetes tipo 2. Sin embargo, muchas personas con obesidad son metabólicamente sanas, y muchas personas delgadas no lo son.

  1. Los alimentos dieteticos pueden ayudarte a perder peso.

Una gran cantidad de comida chatarra se comercializa como saludable. Los ejemplos incluyen a alimentos bajos en grasa, alimentos sin grasa, alimentos sin gluten, y bebidas llenas de azúcar, como Vitaminwater.

Sin embargo, no puedes confiar en estos alimentos. Las etiquetas y declaraciones de propiedades saludables se suelen poner allí para engañar y no para informar.

Algunos vendedores de comida chatarra son realmente inmorales. Ellos te mienten para que compres algo muy perjudicial. Una buena regla general: Si el envase de un alimento dice que es saludable, entonces es probable que sea malo para ti.

Si te gusto el post compártelo en las redes sociales

Estas indicaciones nunca deben sustituir las indicaciones de un medico si tienes dudas consulta tu medico.

Este post fue gracias a http://remediosdecasa.com/lo-insolito-el-testimonio-de-12-farsas-mas-grandes-del-mundo-sobre-perder-peso/

Anuncios

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *