Excelentes soluciones caseras para devolver el brillo a sus cubiertos y cristaleria

Anuncios

El usar detergentes para lavar las vajillas de nuestro hogar hace que a la larga estos parezcan viejos y opacos. A continuacion les enseñamos unos excelentes trucos caseros para devolver la vida y el brillo a los utensilios del hogar. Acompáñanos.

Desde ahora en adelante después que aprendas lo que te mostraremos, no necesitaras gastar una fortuna para devolverle el brillo a los utensilios del hogar y mucho menos exponerte a daños en la salud debido al contacto con químicos peligrosos.

En primer lugar explicaremos brevemente que causas que los utensilios pierdan el brillo y se vuelvan opacos.

Las causas son las siguientes:

– Muchos de nosotros recibimos el agua que utilizamos de fuentes como pozos acuíferos. Este tipo de agua tiene propiedades diferentes al agua que proviene de ríos ya que contiene cal, sales y minerales que la hacen mas dura. Esto hace que o bien se acumule en nuestros lavavajillas, en nuestros grifos y, por supuesto, en los propios vasos y platos.

– Además de lo anterior, puede que el agua contenga otros elementos que resultan corrosivos a largo plazo para el cristal de vasos y platos, y esto sí que será, lamentablemente, irreversible.

– Es posible que sea simple cal acumulada, y en este caso, sí que podemos aplicar sencillos remedios caseros muy efectivos que no te obligarán a renovar tu cristalería.

– Algo que también estropea el cristal es lavarlos con agua muy caliente. Someter a a la cubertería y a la cristalería a altas temperaturas reduce su ciclo de vida.

Sabemos que nos vemos en la necesidad de lavarlos en agua caliente para eliminar grasas, pero existen alternativas más adecuadas que pueden servirnos de ayuda.

 

Sugerencias para devolver el brillo a la cristalería

Ingredientes

– 1 litro de agua

– 1 barreño o una tina

– Un rollo de papel de cocina

-1 vaso de vinagre blanco (200 ml)

Método de realización 

– Es simple. El agua debe tener una temperatura ambiente, es decir, ni muy caliente ni muy fría. Llevamos nuestro pequeño paño de agua (calcula la que necesites en función de los vasos y platos que vayas a brillar) y agrega un vaso de vinagre blanco.

Anuncios

– Deja que estén en remojo, al menos, durante dos hora Después, usa el papel de cocina para ir secando poco a poco y consiguiendo así que vuelva el brillo. Resulta muy práctico y efectivo.

– Si lo prefieres, también puedes humedecer un trapo o una servilleta de papel con vinagre blanco e ir sacando brillo al cristal.

Sugerencias para devolver el brillo a los cubiertos

Formas para eliminar las manchas y rayas de los cubiertos

– A veces vemos en nuestros cubiertos es que muestran algunas manchas debido a la sobre exposición al calor.

– Una manera de borrar manchas en los cubiertos es utilizar aceite de oliva. Para ello, solo tendrás que coger una servilleta de papel o un poco de nuestro rollo de cocina y humedecerlo con un poco de aceite de oliva.

– Frota con energía y, después, vuelve a secarlo con otra servilleta. Es importante tener en cuenta que, en ocasiones, el hecho de no secar los cubiertos hace que queden esas molestas manchas.

OTRAS SUGERENCIAS

Bicarbonato de sodio para devolver el brillo

– No falla. Si hay un producto que no debería faltar en la limpieza de nuestro hogar es el bicarbonato de sodio.

– Para esto, lo que haremos será verter un poco de bicarbonato sobre cada cubierto y frotarlo con ayuda de una servilleta de papel. Una vez hecho, enjuágalo con agua y vuelve a secar de forma delicada el cubierto para ver cómo emerge el brillo de nuevo.

– Si posees cubiertos de plata, prueba también este truco con el bicarbonato de sodio. El resultado es maravilloso.

Anuncios

Vinagre de sidra de manzana

– Dicen los expertos que en el caso de los cubiertos de acero inoxidable es mejor utilizar el vinagre de manzana para sacar el brillo.

– En este caso, haríamos lo mismo que con la cristalería: llenar una tina con 1 litro de agua y añadir un vaso de vinagre de manzana.

– Deja los cubiertos a remojo un par de horas y, a continuación, seca de forma cuidadosa con una servilleta de papel o un trapo de algodón. El resultado también es muy bueno.

Si te gusto el articulo recuerda compartirlo.

Fuente: mejorconsalud.com

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *