HAS PROBADO LA CERVEZA DE JENGIBRE?

Hace un tiempo, cuando yo era adicto a todas las bebidas de cola.

Anuncios

En esos tiempos, yo iba  a la Universidad y al mismo tiempo gozaba de esa dosis de cafeína que era totalmente adicional, mientras iba estudiando. Por suerte mía, mientras yo iba envejeciendo, el refresco fu totalmente desterrado de mi vida.

Dicho todo esto, aun yo ansiaba lo que era una bebida efervescente, con la finalidad de poder saciar toda la sed que tenía en un día bastante caluroso, por lo que me vi en la obligación de ser un poquito creativo, por así llamarle, lo que esto pudo provocar una total obsesión por toda la fermentación.

Todas las bebidas fermentadas, que generalmente la podemos encontrar en la nevera, son la limonada probiótica, la kombucha y la cerveza de jengibre.

A pesar de que todas estas bebidas ya mencionadas, suelen tener gustos totalmente muy diferentes, debido a que están fermentadas, suelen tener unas cuantas cosas en común, tienen lo que son unos microorganismos que son muy buenos que nos aportan a promover la salud intestinal, toda la absorción de los minerales, entre otros.

Más sin embargo, la cerveza de jengibre casera no contiene los sabores artificiales o color, la misma es muy baja en azúcar, es llena de los probioticos que son beneficiosos y de las enzimas, y a su misma vez, suele contener todas las propiedades que son medicinales y curativas a su misma vez.

UN POCO DE JENGIBRE:

El jengibre ha sido utilizado con los fines medicinales, desde hace ya unos mil años.

El uso que es más común del jengibre, es para que se pueda aliviar los vómitos y todas las nauseas que están asociados con el embarazo, la quimioterapia, todos los cólicos y a su misma vez algunos tipos de cirugía.

Por si no lo sabías, por otro lado el jengibre nos puede servir como un analgésico en contra de la artritis, dolor de espalda, los calambres menstruales, todas las infecciones del tracto respiratorio superior y la tos.

Por otro lado, el jengibre también parece que reduce el colesterol y de la misma forma nos ayuda a mejorar todo el metabolismo de los lípidos, lo que nos ayuda a disminuir todo el riesgo de enfermedad cardiovascular y la diabetes.

CERVEZA CASERA DE JENGIBRE, ¿CÓMO FUNCIONA?

La cerveza de jengibre se crea a partir de toda la combinación de jengibre que es fermentado y el azúcar.

Durante todo el proceso de la fermentación, que se lleva a cabo en presencia de un ambiente cálido, que sea limpio  y que esté totalmente libre de oxigeno, todos los microorganismos beneficiosos descomponen toda el azúcar, convirtiéndola en lo que es CO2.

Debes de asegurar el frasco de vidrio con adecuadas herramientas de la fermentación, como lo puede ser una bolsa de aire, que permite el dióxido de carbono y el oxigeno escapen. La alternativa que es totalmente segura es con una tapa hermética.

Anuncios

Después de que hayan pasado unos días en un ambiente que sea ideal, todo el brebaje fermentado, que viene siendo casi la cerveza de jengibre, debería llegar a ser mucho menos dulce, todo esto es debido a la avería de azúcar a CO2 y al agua mineral.

En toda esta etapa, vas a querer llevar la botella a la nevera, donde la misma va a continuar fermentándose, pero a un ritmo que será un poquito mucho más lento.

CERVEZA DE JENGIBRE, UN PROCESO DE DOS PASOS.

Al igual que muchísimos alimentos y que las bebidas fermentadas, la cerveza de jengibre necesita un cultivo iniciador.

Inmediatamente que el cultivo iniciador se ha hecho su burbujeante, puedes iniciar a hacer la cerveza como tal.

SOLO VAS A NECESITAR:

  • 8 tazas de agua que estén filtradas. Debes de asegurarte muy bien de que estén totalmente libres de cloro.
  • ½ taza de azúcar que sea refinada o simplemente caña orgánica, si estás utilizando azúcar blanca, solo debes añadirle una cucharada de la melaza.
  • 1 cucharadita de melaza, que sea opcional, para todo el color adicional.
  • 3 cucharadas de jengibre, que esté debidamente rallado.
  • ½ cucharadita de sal rosa del Himalaya o la Sal marina.
  • ½ taza de jengibre Bug.
  • ½ taza de limón fresco o simplemente jugo de limón.
  • Tarros con boca ancha para toda la fermentación. Esto hará tu producto acabado un poquito más consistente.
  • 2 o 3 botellas que sean estilo Grolsch.

¿COMO PODEMOS HACERLO?

  • En primer lugar, es muy necesario, que hagas una mosto, para lograr hacerlo, solo debes de utilizar 2 tazas de agua, el azúcar, la melaza, un jengibre que esté totalmente fresco y la sal en una olla que sea de un tamaño mediano y debes llevarlo a una ebullición, debes de cocinarlo a fuego lento, de unos 5 a 7 minutos.
  • Retíralo del fuego, debes de agregar toda el agua fría restante y es así como debes de llevarlo a una temperatura ambiente.
  • Ahora, añádele el jugo de limón y el mosto de jengibre.
  • También debes de transferir todos los tarros de cristal para la fermentación, debes dejar por lo menos un par de pulgadas de la parte superior, y es así como debes de asegurar la tapa, cámara del aire, tapón y la junta.
  • Trata de fermentar durante dos o tres días en tu propio hogar, en un lugar que sea totalmente cálido, inmediatamente esté todo listo, debes de llevar la botella a tu nevera, cuando s pueda ver la carbonatación y su sabor sea solo ligeramente sólido.
  • Manténgala en la nevera.

 

Si te gusto el post compartelo en las redes sociales

Estas indicaciones nunca deben sustituir las indicaciones de un medico si tienes dudas consulta tu medico.

Este post fue gracias a: http://ifemenino.com/2016/08/28/probado-la-cerveza-jengibre/

Anuncios

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *