Los dermatologos no lo pueden creer: Mascarilla de maicena que te dejas un rostro perfecto…FÁCIL DE PREPARAR

¿Alguna vez has tenido la sensación de que tu cara avejenta? No es producto de tu imaginación, la piel de nuestra cara se va estropeando con los años, perdiendo su elasticidad y además de esto colocándose poquito a poco fláccida y dando paso a las arrugas.

Anuncios

Por tal razón el uso de cremas que combaten nuestra flacidez ha sido siempre y en toda circunstancia tan esencial, mas muy frecuentemente estas cremas cuestan mucho dinero que debemos acudir a una simple crema hidratante y conformarnos con el paso de tiempo por nuestro semblante.

El día de hoy vamos a mostrarte un gran secreto que las compañías cosméticas habían tenido escondido mas que el día de hoy al fin ha salido a la luz.

Hacer una mascarilla que dé vida y juventud a tu piel, no es una cosa del otro mundo y de ahí que que te vamos a enseñar como hacerla, usando productos que están en tu nevera y que no sabías como emplear:

Ingredientes:

Una cucharada de maicena.
ciento cincuenta ml de agua.
1 brocha para maquillaje.
1 cucharada de yogurt natural
cinco cucharadas de jugo de zanahorias.
Preparación:

Primero que todo debemos entremezclar la maicena con cincuenta ml del agua que hemos escogido, te invitamos a que emplees agua bebible o bien hervida en su defecto.

Anuncios

Debemos asegurarnos de que la maicena se disuelva bien y para eso es ideal emplear un tenedor.

En el momento en que eso suceda, pondremos a hervir los cien ml de agua sobrantes y justo en el instante en el que rompa hervor, añadiremos la maicena ya disuelta en agua y mezclamos realmente bien con la ayuda de un batidor de mano hasta el momento en que se forme una pasta homogénea y retiramos del fuego.

Cuando la mezcla este a temperatura entorno, vamos a poner el yogour, el jugo de zanahoria y vamos a entremezclar de nuevo. Ya antes de emplear la mascarilla, lavaremos realmente bien nuestro semblante con el jabón que usamos para nuestro género de cutis, entonces vamos a secarlo y ahí si comenzaremos.

Sujeta un tanto de la mezcla con ayuda de la brocha y colócalo en la faz, haciendo movimientos desde arriba cara abajo. Cuando cubras toda el área facial dejarás que actué a lo largo de unos quince minutos para después retirarla con rebosante agua.

De manera inmediata tendrás una sensación de tensión en el semblante, tal y como si de repente se hubiera vuelto más firme. Repite este procedimiento unas tres veces por semana y veras como tu piel cambia de fláccida a firme y de gastadas a refulgente y nueva. Comparte la receta y déjanos un comentario.

Si te gusto el post compartelo en  las redes sociales.

Anuncios

Este post fue gracias a: http://www.itg-salud.com/articulo.php?id=111553

Loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *