Reduce de peso rápido solo con organizar bien los carbohidratos que consumes

A la hora de hacer dieta o de cuidarse nos asaltan las dudas, sobre todo acerca de los hidratos de carbono. Unos dicen que son buenos para adelgazar, otros aseguran que debemos eliminarlos por completo debido al azúcar que contienen, los hay que afirman que debemos elegirlos bien, y un largo etcétera que nos vuelven locos.

Anuncios

El tema no puede ser más complejo, y las voces a favor y en contra no cesan.

Uno de los últimos en pronunciarse al respecto ha sido Michael Roussel, el creador de un exitoso programa de pérdida de peso que recoge en su libro ‘The MetaShred Diet’. El volumen incluye un apartado importante sobre los hidratos de carbono, en el que se recomienda moderar su consumo atendiendo a una pirámide que los divide. Se trata de una clasificación que divide los hidratos de carbono en seis grupos bien diferenciados. Son los siguientes:

Carbohidratos con azúcares añadidos (tartas, dulces, bebidas energéticas, galletas…)

Carbohidratos refinados (pasta, arroz blanco, pan…)

Carbohidratos integrales (pan integral, arroz integral, quinoa…)

Frutas (manzana, piña, peras, plátanos…)

Verduras (tomates, zanahorias, calabaza…)

Verduras verdes (lechuga, espinacas, coles de bruselas, brócoli…)

Lo que debemos hacer es combinar los hidratos de manera equilibrada y reducir solo los del grupo 1 y 2, pero, ojo, no hay que eliminarlos del todo

Como vemos, no todos los hidratos son iguales. Y no es lo mismo comer unos que otros, sobre todo si tratamos de cuidarnos. Por eso es bueno diferenciarlos. Antes de entrar en materia, hemos de recalcar que Roussel no recomienda cortar de raíz el consumo de ningún grupo porque, aunque adelgacemos mucho las primeras semanas si nos alejamos del grupo 1, por ejemplo, y limitamos nuestro menú en base a los grupos 5 y 6, “nos cansaremos muy pronto” y abandonaremos, asegura en ‘Men’s Health’.
Así pues, lo que debemos hacer es combinarlos de manera equilibrada y reducir solo los del grupo 1 y 2, pero, ojo, no hay que eliminarlos del todo, ya que son los que nos sacian más y durante más tiempo.

Si necesitamos reducir el consumo de carbohidratos de manera inteligente para perder peso en tiempo récord y no morir en el intento, tenemos que adecuarnos al plan que ha elaborado este experto.

El plan

Anuncios

Lo importante es hacerlo con cabeza y seguir paso a paso lo que propone Roussel. El fin último es que aumentes el consumo de aquellos hidratos de los grupos 5 y 6, y reduzcas el resto. Así va el asunto, muy atento:

♦ Paso 1

El primer punto es muy sencillo. Has de anotar todo lo que comes a lo largo del día durante, al menos, una semana. Importante: ve apuntando cada alimento que ingieras durante toda la jornada, porque si lo dejas todo para la noche es más que probable que te olvides de muchos.

♦ Paso 2

Una vez que has apuntado todo, debes identificar a qué grupo pertenece cada carbohidrato que comes. Es tan fácil como escribir el número en cuestión al lado del alimento (por ejemplo, brócoli [6] pan [2]).

Una dieta equilibrada y beneficiosa para la salud se compone de entre un 35-45% de carbohidratos; 20-35% de proteínas y 15-25% de grasas

♦ Paso 3

Anuncios

Busca y señala aquellos alimentos que tengan al lado los números 1 y 2. Piensa por qué puedes reemplazarlos por ellos.

♦ Paso 4

¿Ya has pensado qué puedes comer en lugar de aquellos hidratos de los dos primeros grupos? Bien, pues hazlo durante las próximas dos semanas. Y sigue apuntando todo.

♦ Paso 5

Si por algún casual en tu diario de dieta no había hidratos de los dos primeros grupos, haz lo ya explicado pero con los grupos 3 y 4. Es decir, sustitiye estos últimos por alimentos de los dos grupos 5 y 6.

Por qué no debes eliminar los carbohidratos

Pese a su mala fama, los hidratos de carbono son esenciales en una dieta equilibrada y beneficiosa para la salud, que se compone de entre un 35-45% de carbohidratos, 20-35% de proteínas y 15-25% de grasas. Estos porcentajes demuestran la importancia de los carbohidratos en la alimentación, por lo que una dieta de 2.000 calorías diarias debe contener unas 900 de carbohidratos.

Ya hemos visto cuáles son los mejores. Ahora vamos a centrarnos en las razones por las que debes seguir comiéndolos y cómo hacerlo.

1) Te dan energía

Partiendo de la base de que los carbohidratos son uno de los combustibles que activan de forma natural nuestro organismo, una opción muy aconsejable es ingerirlos aproximadamente dos horas antes de dar comienzo a tu plan de entrenamiento. Esto se debe a que los carbohidratos son fuente de energía y glucosa, lo que les convierte en nutrientes perfectos para que el cuerpo obtenga una mayor resistencia para modalidades deportivas.

El mejor momento del día para tomar carbohidratos es por la mañana porque el metabolismo funciona con mayor rapidez en las primeras horas del día, provocando que se queme glucosa en el organismo con mayor facilidad. Sin embargo, para seguir una dieta saludable, es importante que los carbohidratos aparezcan en las tres principales comidas del día: desayuno, comida y cena.

Los carbohidratos ricos en fibra son beneficiosos si lo que se persigue es mantenerte en tu peso o adelgazar debido a su poder de saciar el apetito

Asimismo, también se recomienda el consumo de carbohidratos cuando las personas, sin importar su edad, sienten fatiga y se encuentran de mal humor debido a que estos garantizan energía para el organismo y son fuente de serotonina.

2) Son saciantes

Los carbohidratos que cuentan con un alto contenido en fibra son beneficiosos si el objetivo que persigues es mantenerte en tu peso o adelgazar de forma suave, debido a su poder de saciar el apetito.

La clave para mantener el control del peso es que los alimentos que contengan carbohidratos no se terminen transformando en grasa corporal.

Para ello se aconseja ingerir alimentos ricos en hidratos de carbono como las verduras, las frutas y granos completos como la quinoa, es decir, aquellos que se encuentran en los últimos grupos del plan de Roussel.

Si te gusto el post compártelo en las redes sociales

Estas indicaciones nunca deben sustituir las indicaciones de un medico si tienes dudas consulta tu medico.

Este post fue gracias a:  http://www.itg-salud.com/articulo.php?id=139286

Loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *