Se dice que es el nuevo veneno que nos esta matando

Todos conocemos la importancia de alimentarnos de manera adecuada, equilibrada y de adquirir hábitos saludables; y a menudo se nos recalca que determinados alimentos que ingerimos a diario tienen un efecto extremadamente negativo en nuestra salud.

Anuncios

Tanto médicos nutricionistas como cardiólogos o gastroenterólogos nos presentan al azúcar y a la sal como compuestos nocivos que tienen un impacto en nuestro organismo al punto de que hasta pueden ser letales.

La ingesta excesiva de azúcar probablemente arruine nuestro hígado, nos haga aumentar de peso y en casos extremos, influya en la tan temida diabetes.

En el caso de la sal, se la señala como la principal responsable de problemas cardíacos y de alta tensión.

Pero aunque consideremos estos alimentos como nocivos, y que de hecho lo son, existe algo aún mucho más perjudicial para la salud. En el año 1907, en Japón, el Dr. Ikeda Kikunae descubrió el glutamato de sodio E621, un compuesto que tiene la apariencia de un polvo cristalino color blancuzco similar a la sal y que se utiliza comúnmente en restaurantes de comida rápida para dar sabor a salchichas, salames, alimentos procesados y alimentos congelados.

Anuncios

Este aditivo se utiliza como conservante y también para realzar los sabores y los aromas, haciendo que las comidas luzcan más apetitosas y sepan mejor. Esto al mismo tiempo influye en los costos de producción de los alimentos, ya que reemplaza muchos otros ingredientes necesarios para lograr el mismo efecto de sabor y aroma.

Al influir en la percepción del sabor y del olor, este aditivo produce un efecto en el cerebro que hace que las personas prefieran alimentos que contengan esta sustancia antes que los orgánicos, que tienen sabores más suaves.

Pero lo importante es destacar la peligrosidad del glutamato de sodio que genera una especie de efecto adictivo resultando sumamente atractivo para los consumidores haciendo que coman en exceso provocando obesidad, trastornos en la vista, nauseas, debilidad y desequilibrios hormonales.

Es fundamental que adquiramos el hábito de leer la información que figura en los envases de cada alimento y evitarlos en caso de que contengan esta sustancia.

Si te gusto el post compártelo en las redes sociales

Estas indicaciones nunca deben sustituir las indicaciones de un medico si tienes dudas consulta tu medico.

Anuncios

Este post fue gracias a http://www.itg-salud.com/articulo.php?id=151342

Loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *