Una mezcla sorprendente que te quita los fuertes dolores de tu espalda

ELIMINA LOS FUERTES DOLORES DE TU ESPALDA CON ESTA MEZCLA, SORPRENDENTE COMO ESTO ACTÚA EN TU COLUMNA.

El dolor de espalda puede ser desde un dolor simple y constante hasta punzadas agudas repentinas que impidan el movimiento.

El dolor puede surgir de repente, con una caída o al levantar algo pesado.

También puede ir empeorando poco a poco.

Cualquiera puede sufrir de dolor de espalda, pero hay varios factores que suben el riesgo de padecerlo, entre ellos:

Envejecer.

El dolor de espalda es más común a medida que se envejece. El dolor puede empezar  entre los 30 y 40 años de edad.

Tener una pobre condición física. El dolor de espalda es más frecuente entre aquellas personas que no realizan ejercicio con regularidad (sedentarismo).

Subir de peso. Una dieta alta en calorías y grasas puede hacerle subir de peso. El sobrepeso puede hacer que la espalda se esfuerce demasiado y causar dolor.

Factores hereditarios. Algunas causas del dolor de espalda, como la espondilitis anquilosante, un tipo de artritis que dañan la columna vertebral, pueden tener un componente genético.

Tener otras enfermedades. Algunos tipos de artritis y cáncer podrían incitar dolor de espalda.
Hacer algunos tipos de trabajo.

Levantar, empujar y jalar al mismo tiempo que se tuerce la columna vertebral puede motivar dolor de espalda.

Si trabaja en un escritorio todo el día y no se sienta derecho, también podría tener dolor de espalda.

Fumar. Si usted fuma, es posible que su cuerpo no pueda llevar suficientes nutrientes a los discos de la espalda.

La tos de fumadores puede provocar dolor de espalda. A los fumadores les toma más tiempo recuperarse, así que el dolor de espalda podría durarle más tiempo.

 Otro factor es la raza. Por ejemplo, las mujeres de raza negra tienen de dos a tres veces más probabilidad que las mujeres de raza blanca de tener un disco dislocado.

Sal

Para combatir los dolores a nivel de cervical vamos a realizar una mezcla que garantiza que en poco tiempo puedas mover el cuello sin ningún problema.

Necesitarás:

Ingredientes:

10 cucharadas de sal marina
20 cucharadas de aceite de oliva

Procedimiento: Con la ayuda de un recipiente de vidrio, mezclaremos la sal con el aceite de oliva. Una vez que tengamos incorporados los dos ingredientes tapamos el frasco.

Lo vamos a usar todas las mañanas en los lugares donde tenga dolor, masajeando por 3 minutos toda la zona adolorida, a medida que vaya disminuyendo el dolor iremos aumentando el tiempo de masaje que no pase de 20 minutos.

Cuando finalices el masaje, limpia toda la zona con una toalla tibia.  Para evitar irritaciones en la piel, puedes colocar en el área talco de bebés.

Con tan sólo 10 días de tratamiento podrás estimular la circulación en la sangre, al mismo tiempo que comenzará la regeneración muscular y el tejido óseo.

Entre el octavo y décimo masaje verás los cambios notablemente.

Si te gusto el post compartelo en las redes sociales

Estas indicaciones nunca deben sustituir las indicaciones de un medico si tienes dudas consulta tu medico.

Este post fue gracias a: http://www.itg-salud.com/articulo.php?id=114479

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *